El despertar de la naturaleza cíclica

por | Nov 23, 2021 | Espiritualidad, Autocuidado

Todos los seres vivos que habitamos esta tierra somos cíclicos. La naturaleza y su ritmo establece un dialogo interno con nuestro cuerpo. La gran diferencia es que mientras los hombres se mueven al ritmo del sol, nosotras lo hacemos con los ciclos de la luna.

Desde hace muchos años, las mujeres se han apoyado en la observación de la Luna para su diario vivir, reconociendo los efectos que esta provoca dentro de la naturaleza tanto en la vegetación, en las mareas y en nuestros cuerpos (Recordemos que estamos compuestas por al menos un 60% de agua)

El ciclo de la luna se compone por 4 fases al igual que nuestro ciclo menstrual y su duración aproximada de 29 días no siempre corresponderá a la duración del ciclo menstrual que puede fluctuar entre 21 a 35 días, ya que es cíclico dentro de su misma ciclicidad y su duración variará de acuerdo a lo que suceda en nuestro interior tanto como en el exterior.

Esta energía cíclica comienza a ser más evidente desde la llegada de la menarquía, ya que anterior a este suceso las energías se mueven de una forma más lineal pues el principal objetivo es hacernos crecer físicamente durante la infancia.

“Durante tu vida fértil tu ritmo te acompañara; a veces coincidirá con el de la luna, otras será más largo o más breve. Menstruarás con la luna llena y tal vez con la luna nueva; todo ello es natural: tú eres tu propio ritmo y debes conocer y aceptar tu ciclo individual. A lo largo de la historia, todas las mujeres, han estado unidas por los ritmos de la luna.” (Miranda Gray, Luna Roja)

Cuando logramos reconocer esta naturaleza, podremos comenzar a identificar las energías que se disponen para cada etapa y como aprovecharlas para vivir en concordancia con ellas y nuestro diario vivir.

Lamentablemente, el uso de anticonceptivos orales combinados (AOC) al influir en nuestros niveles hormonales e inducir una falsa menstruación, no permite un reconocimiento claro de nuestra naturaleza cíclica. Sin embargo, si consumes AOC y comienzas a prestar atención a los ciclos lunares podrás verte igualmente beneficiada al lograr un entendimiento de como ella afecta la naturaleza que te rodea.

¿Y tú has conectado con tu naturaleza cíclica?
Cuéntanos tu experiencia.

Un abrazo,

La Tribu.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest